Apéndice 1

ITINERARIO ESPIRITUAL DE LA BEATA MARÍA DE SAN JOSÉ

Siguiendo el curso de sus notas de retiro
Síntesis esquemática
1900 - 1960

IMPORTANCIA DE LOS ESCRITOS ESPIRITUALES DE NUESTRA MADRE MARÍA DE SAN JOSÉ.


Si bien es cierto que las obras externas nos inducen al conocimiento de una persona, no lo es menos el que las raíces más profundas de tales realizaciones se asientan y brotan de su interioridad. Y en el plano de la Fe, la persona habitada por el Espíritu Santo y en plena docilidad a su acción santificadora, se convierte en "santuario" que exige entrar en su intimidad "con los pies descalzos", es decir, reverentes.

En los presentes escritos de nuestra fundadora, seguimos el curso de la acción divina y a la vez la docilidad personal de la protagonista. Es como contemplar la huella de Dios sobre la blanda arena de su alma. ¿Nombres de tales escritos? Ella misma los denomina "afectos o más bien expansiones de mi alma" y en otro lugar habla de "mis impresiones de retiro". Estas "expansiones de su alma" manuscritas en 16 libretas, abarcan un período de 60 años (con algunas interrupciones), desde 1900 hasta 1960, cuando su escasa vista ya no le permitirá escribir. Le quedaba sólo un "rayito de luz". Escribió por obediencia al Padre López Aveledo y probablemente a partir de su profesión perpetua en 1903, pues para esta fecha da testimonio de que durante la preparación de ésta, "todo, todo lo consumió el fuego". No deja de llamar la atención el que hubiese conservado una nota de 1899 en relación a la conversión de su padre, agregando: "¿Qué no haremos por la conversión de un alma?". Esta nota constituye como el pórtico a sus escritos.

También es interesante constatar que el único manuscrito de 1900 corresponde al 13 de Octubre, día de su bautismo. Es un canto de gratitud al Señor "por ser hija suya y heredera de su gloria", y con este espíritu renueva sus promesas bautismales ante Jesús EUCARISTÍA. Providencialmente en la recopilación de sus apuntes, esta nota del BAUTISMO ha quedado como fundamento de toda esa edificación espiritual construida día a día.

"Estos escritos son el espejo del alma de la sierva de Dios: son el testimonio elocuente de su intensa vida de gracia, toda ella proyectada hacia la santidad" (Relatio et Vota Roma, 1991)-