EPITAFIO


Esculpido en lápida de mármol reposa ante el sarcófago de cristal que guarda el cuerpo incorrupto de la beata María. Data del mismo año de su muerte en 1967, y viene a ser como una especie de microsíntesis de cuanto hemos recorrido en este estudio.

Pese a que la firma es de "Padres agustinos", creo que corresponde a los recoletos, y su autor es el Padre Carmelo Lerga, ya difunto.

El texto es el siguiente:

Cristo Eucaristía fue el centro de su vida.
Bebió en la misma fuente
la santidad que trasmitió a sus hijas.
Su palabra suave y delicada,
llevó a consuelo y paz a los hombres.
Su vida, un servicio.
Su mensaje - testamento:
Unidos en Cristo
por una sincera caridad.